Joan Rovira

Cuando viajo, siempre dudo cuando me preguntan “¿De qué país eres?”. Les cuento que no estamos pasando un buen momento. La vida es demasiado corta para aprender todos los idiomas y poder decir “Soy de todas partes”.

Hoy escribo mis canciones en catalán que es mi lengua, pero también escribo en inglés. Después lo haré con italiano, español y francés, y si puedo en japonés. Me importa lo que digo y no cómo lo digo. Siempre con la sonrisa en la boca, en cada concierto al 100%. Para mí, la música es como el agua, un milagro que fluye y fluye; y nunca se acaba. Esto es lo que he aprendido en la calle. Este es mi presente.

 

Concierto